domingo, 28 de diciembre de 2014

EL CAMPO



Por todos es sabido que al comenzar el invierno, los campos se llenan de seres maravillosos que recogen los restos de las cosechas que han dejado, el otoño y el verano, éstos dejan sus polvos mágicos para preparar la tierra para la llegada de la primavera, que se vislumbra ya en el horizonte.
Lo cierto es que hoy por hoy con los cambios acontecidos en las estaciones, cada vez estos seres tienen menos tiempo para preparar la tierra. Por lo que las cosechas son de peor calidad.

El ser humano, por su puesto ha encontrado una solución a esta escasez: los productos químicos. Ellos ignoran que esos productos están poniendo en serio peligro la continuidad del mundo. Los seres maravillosos están enfermando y muriendo por el efecto de estos venenos. Por lo que se van alejando de los cultivos mas agresivos y buscan huertas ecológicas o menos agresivos con el medio ambiente. Su población en aquellos lares se multiplica y eso tampoco es bueno, pues no hay lugar para todos.

Los rios lloran aguas muertas, pues todos sabemos que el ser humano con el efecto de su mano negra se ha cargado la vida en ellos, y los seres que allí poblaban se marcharon raudos al mar, aunque allí también se encuentran en peligro ya.
Estos pequeños seres se han reunido todos, para tomar una drástica decisión. Se marcharan todos a la Antártida y allí empezarán de cero. Tanto los mágicos seres acuáticos como los terrestres, allí piensan que encontraran lugares fríos, pero estériles y con poca presencia humana, que es la enfermedad mas grande que tiene la tierra. Tarde o temprano el ser humano descubrirá el nuevo paraíso que estos seres vana a construir allí, pero mientras tanto, esperan tener unos siglos de calma y tranquilidad.

¿Cuanto tardará el ser humano en descubrir su magia y destruir también aquello?

1 comentario:

Augusto Venturo dijo...

La vida es un ciclo, lo visible a nuestros ojos se sustenta sobre lo que no podemos ver por ser muy diminutos: una flora y fauna que pisoteamos y sigue existiendo. Si alguna vez te das un paseo por Perú, Lima, Huacho, quiero mostrarte el jardín que reservo para los que desean un lugar menos contaminado y más saludable. "YoMiMercado" es uno de mis seudónimos.