miércoles, 7 de marzo de 2012

LA RANITA SORDA



PARA TERMINAR EL DIA DE HOY HE RESCATADO OTRO CUENTO MARAVILLOSO QUE ALGUIÉN ME CONTÓ UNA VEZ. ES TAN ENTRAÑABLE .

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.
Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas. Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas. Las otras ranas seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.
Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió. Ella se desplomó y murió. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible. Una vez más, la multitud de ranas le Grito que dejara de sufrir y simplemente se dispusiera a morir. Pero la rana saltó cada vez con más fuerza hasta que finalmente salió del hoyo.
Cuando salió, las otras ranas le preguntaron: "¿No escuchaste lo que te decíamos?" La rana les explico que era sorda. Ella pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del hoyo.

Especial es el individuo que toma tiempo para animar a otros

LA ALDEA Y LA VACA



UN DIA QUE NECESITABA CONSEJO, EDD LE CONTÓ A ANN UN CUENTO, ES UN CUENTO CORTITO PERO A VECES A ANN SE LE OLVIDA LA REFLEXIÓN TAN GRANDE QUE GUARDA DENTRO Y POR SUPUESTO A EDD TAMBIÉN SE LE OLVIDA, POR ESO HOY COMPARTO NUESTRO CUENTO; A VER SI NOS SIRVE UN POCO A TODOS.




Un sabio con su discípulo llegaron a una aldea cuyos habitantes solo tenían una vaca. Su leche era todo lo que tenían para alimentarse, y de ella vivían.
─¿Cómo podemos ayudarlos? preguntó el aprendiz.
─Mata a la vaca, fue la respuesta.
─Pero morirán de hambre, es lo único que tienen.
─Es lo único pero no es suficiente. Mata a la vaca.
El joven obedeció a regañadientes y ambos siguieron su camino.
─¿Por qué me has ordenado esto?, reclamaba apenado el novicio.
─Llegado el momento lo comprenderás.
Justo un año después, el maestro propuso regresar a aquella aldea. Grande fue la sorpresa del discípulo cuando, contra todo lo que temía, se encontró con un pueblo feliz y próspero.
─¿Qué ha sucedido aquí?, exclamó dirigiéndose al líder.
─ Que ellos te lo cuenten.
Y uno de los aldeanos tomó la palabra:─ Cuando descubrimos muerta a nuestra vaca, supimos que ya no podríamos vivir de su leche. Entonces buscamos una solución. Nos dimos cuenta de que estas tierras eran fértiles, así que sembramos trigo. Comimos una parte de la producción y vendimos el resto, y con ese dinero compramos unos animales. Ahora somos agricultores y vivimos mejor que nunca.

EL PAÍS DE LAS CUCHARAS LARGAS





A CONTINUACIÓN UNO DE MIS CUENTOS FAVORITOS, ESPERO QUE AL LEERLO "NOS APLIQUEMOS EL CUENTO"






Aquel señor había viajado mucho. A lo largo de su vida había visitado cientos de países reales e imaginarios... Uno de los viajes que mas recordaba era su corta visita al País de la cucharas largas. Había llegado a la frontera por casualidad...: en el camino de Uvilandia a Paradise , había un pequeño desvío hacia el mencionado país y explorador como era, tomó el desvío. El sinuoso camino terminaba en una sola casa enorme. Al acercarse noto que la mansión parecía dividida en dos paredones: un ala oeste y un ala este. Estaciono el coche y se acerco hasta la casa. En la puerta, un cartel anunciaba:


EL PAÍS DE LAS CUCHARAS LARGAS
“ESTE PEQUEÑO PAÍS CONSTA SOLO DE DOS HABITACIONES LLAMADAS NEGRA Y BLANCA. PARA RECORRERLO, DEBE AVANZAR POR EL PASILLO HASTA QUE SE DIVIDE Y DOBLAR A LA DERECHA SI QUIERE VISITAR LA HABITACIÓN NEGRA, O A LA IZQUIERDA SI QUIERE VISITAR LA HABITACIÓN BLANCA”


El hombre avanzo por el pasillo y al azar lo hizo doblar primero a la derecha. Un nuevo corredor de unos cincuenta metros terminaba en una puerta enorme. Desde los primeros pasos por el pasillo, empezó a escuchare los “ayes” y quejidos que venían de la habitación negra. Por un momento las exclamaciones de dolor y sufrimiento lo hicieron dudar, pero siguió adelante. Llego a la puerta, la abrió y entro. Sentados alrededor de una mesa enorme, había cientos de personas. En el centro de la mesa estaban los manjares más exquisitos que cualquiera podría imaginar y aunque todos tenían cuchara con la cual alcanzaban el plato central...se estaban muriendo de hambre. El motivo era que las cucharas tenían el doble de largo de su brazo y estaban fijadas a sus manos. De ese modo todos podían servirse pero nadie podía llevarse el alimento a la boca. L a situación era tan desesperante y los gritos desgarradores, que el hombre dio media vuelta y salió casi huyendo del salón. Volvió al hall central y tomo el pasillo de la izquierda que iba a la habitación blanca. Un corredor igual a otro terminaba en una puerta similar. La única diferencia era que, en el camino no había quejidos ni lamentos. Al llegar a la puerta, el explorador giro el picaporte y entro en el cuarto. Cientos de personas estaban también sentados en una mesa igual a la de habitación negra. También en el centro había manjares exquisitos, también cada persona tenía una larga cuchara fijada a su mano... Pero nadie se quejaba ni lamentaba. Nadie estaba muriendo de hambre , porque todos ...se daban de comer unos a otros..!! El hombre sonrío se dio media vuelta y salió de la habitación blanca. Cuando escucho el “plic!!” de la puerta que se cerraba encontró de pronto y misteriosamente, en su propio auto, manejando camino a Paradise..

martes, 6 de marzo de 2012

LAS GOTAS DE AGUA

Erase una vez dos gotas de agua que vivían separadas encima de dos nenúfares en el interior de un lago. A pesar de estar lejos hablaban a distancia el idioma de las gotas de agua y se entendían y comprendían a la perfección. Un día el lago comunicó a todos sus pobladores que estaba muy contaminado y quería renovarse, para ellos necesitaba de todas las gotas de agua, para después de expulsar el agua mas turbio, las gotas le volvieran a llenar con la mas nueva y pura de las aguas, aquella que desde la lluvia quedaba en las plantas. De todas formas, les comunicó que llovería la próxima semana, así que si no venían todas las gotas ahora, no le importaba pues la lluvia le purificaría.
Nuestras gotitas, estaban asustadas pues no sabían qué camino seguir, por un lado se sentían muy bien juntas y así hablando todo el día y en su pronta lejanía tenían la certeza de quererse de respetarse y de querer estar siempre la una al lado de la otra. Si se marchaban al lago estarían juntas por fin, pero nadie le podía asegurar que estuvieran seguras, habría muchas más gotas y se difuminarían y entonces ¿cómo iban a sobrevivir?, ¿cómo iban a comunicarse entre tanta gente? y qué pensarían de ellas el resto de las gotas. Por otro lado si se mantenían en sus nenúfares ¿qué clase de relación les esperaba? Siempre juntas pero tan lejos. Transcurrieron los días y el lago terminó por renovarse y las gotitas ante el temor a no encontrarse decidieron permanecer en sus nenúfares, así han pasado varias renovaciones del lago y las gotitas siguen en sus nenúfares esperando a decidir cuál es la decisión más acertada. Pero lo que ellas no saben es que el sol está llegando con el verano y si no se marchan al lago pronto morirán evaporadas.