martes, 28 de octubre de 2008

"TRIPULACION 10,000 PIES" (PRIMERA PARTE)


“Tripulación diez mil pies” comunico el capitán por el altavoz. . . A sabiendas que venia la advertencia de apagar los equipos de comunicación y video continúe grabando el descenso de nuestro B757-200 sobre infinito tapiz verde que es la selva, los frenos aerodinámicos se activaban de cuando en cuando haciendo que la nave cayera un poco mas y cada vez mas lento, un cielo Semi-Nublado nos daba la bienvenida a la imponente península . . . Mientras tanto pensaba yo que las analogías entre el principio del siglo 20 y el 21 eran descomunales, los dos comenzaban con debacles económicas, y al mismo tiempo con grandes rutas abiertas para el turismo; trasatlánticos, aviones clipper y zeppelines dirigían a la aristocracia hacia lugares exóticos; ahora los jets, los trenes de alta velocidad y los mega cruceros hacían el trabajo, solo que en esta ocasión para las masas de clase media .

Los flaps se desplegaron al 1%. . . después al 5%. Delatando una desaceleración del avión inferior a los 250 Nudos IAS. La velocidad del descenso vertical se mantuvo en un pronunciado -1800. que poco a poco fue reduciéndose hasta -1500. el golpe sordo ocasionado por el despliegue del tren de aterrizaje claramente se escucho a lo largo de todo el fuselaje, ráfagas de agua condensada abrazaban suavemente las alas, mientras bramaban los potentes motores Pratt & Whitney PW 2000. Que trabajaban coordinadamente activados por el selector del mantenimiento de velocidad automático, ¡2,000 pies! las Torres Eléctricas de alta tensión sobre tierra y perpendiculares a nuestro rumbo, indicaban la cercanía de un centro urbano ¡1200 pies! casas y bodegas emergían esporádicamente del verde selvático. ¡700 pies! Las copas de los árboles están por atraparnos, o al menos esa es mi sensación, los flaps están desplegados al 30% y nuestra velocidad no es mayor a 180 Nudos IAS. . . ¡500 pies! ¡MINIMUMS! . .Todo esta listo para nuestro aterrizaje y es cuando desde mi ventanilla, la selva se abre por completo y comienza a observarse el inicio de la pista 12. Del aeródromo caribeño, la punta de la nave se levanta por unos largos segundos, manteniéndonos todos a la espera del impacto de los neumáticos contra el pavimento asfáltico, . . . Y a todo esto, ¿Que es la vida sino un parpadeo entre siglos; un lapso entre el suelo y el cielo?


Tocamos tierra de manera pesada, las alas del aparato se agitan cual torpe cormorán y se expanden por completo. Frenos aerodinámicos, Flaps y en esta ocasión los motores, que activan el retro-impulso reducen nuestra carrera, allí es cuando concateno otra similitud entre centurias: Las jóvenes parejas de inicios del siglo 20 solían conocerse a través de algún medio impreso, como los diarios, o las gacetas de avisos oportunos, si todo salía bien entablaban relaciones amistosas o inclusive largos noviazgos por correspondencia, para ulteriormente conocerse en persona . . . Pues bien eso es lo que me ha traído hasta aquí, estoy por conocer a la chica que ha sido mi novia por un año exactamente; Si, lo tengo que reconocer el Internet hace milagros aun en tiempos pesimistas y desconfiados como estos . . . O mas bien ¿Será el amor quien los hace?, en fin es por estos momentos que vivir vale la pena,o lo que es lo mismo "no salirse del cine hasta que acabe la pelicula" antes de salir de la pista y dirigirnos por las calles de rodaje hacia la posición remota de la terminal, se escucha una voz femenina que dice.

“Sean bienvenidos señores pasajeros al aeropuerto internacional de Cancún, es muy importante que por su propia seguridad permanezcan sentados hasta que el avión se haya detenido por completo y el Capitán haya apagado el letrero de ¨¨Cinturones¨¨ le recordamos que no olvide llevar consigo todas sus pertenencias al bajar del avión, a nombre de Aladía, el Capitán Escobar y su tripulación les damos las gracias por haber volado con nosotros y esperamos poder atenderle en uno mas de nuestros vuelos. Les informamos que su equipaje les será entregado en la sala de llegadas, donde uno de nuestros representantes estará disponible para asistirle, en caso de ser usted quien espera a su novia proveniente de Europa le deseamos la mejor de las suertes en su primer encuentro . . . “Upss” ¿ Que dijo? A caso ¿Se estaría refiriendo a mí? Es difícil saberlo llevo 36 horas sin dormir pude haberlo imaginado.
El aparato se detiene por completo y puedo apreciar el despliegue de un ballet moderno a bordo de pequeños carritos al ritmo de un buen danzon, el N0. 2 de Arturo Márquez para ser exactos. Salen maletas entra combustible y descienden ideas preconcebidas de lo que es el caribe mexicano en cada pasajero que hace su arribo.

Antes de subirme al autobús que me llevara a la sala de llegada lo primero que me da la bienvenida es un calor de 31 grados centígrados con un 70% de humedad, que me abraza con todo el contexto fonético de la palabra, cual hijo prodigo y cual pollo en rosticería, en esos instantes me percato que el imperio Maya no ha desaparecido del todo y está tan vigente por aquí como en el 300 DC. Los rostros de los trabajadores aeroportuarios son inconfundibles y me recuerdan las famosas estelas descubiertas en templos y ciudades antiguas en cuyas imágenes aparecen de perfil los sacerdotes guerreros y señores.

Busco desesperadamente una pantalla donde pueda informarme de los vuelos procedentes de Europa, concretamente de España, nada aun, por ningún lado leo “Madrid, Barajas Pullmantour.” Y es que todavía faltan 5 horas , 5 horas que me parecen ¡Cinco semanas! tras haber esperando un año por verla en persona, 5 horas para que mi relación digital se torne tangible